Background Image

Hasta las cafeteras más simples tienen sus trucos

cafetera de filtro

Para preparar un buen café en casa no estamos obligados a comprar una máquina automática de cápsulas ni una costosa cafetera espresso. Existen métodos de preparación con cafeteras más sencillas, mediante infusión, con los que aplicando cierto conocimiento se obtienen excelentes resultados. En este artículo les voy a enseñar cómo preparar mejor el café con una cafetera de filtro, como la Melitta, que está en las alacenas de varios hogares, y la de émbolo o prensa francesa, que se consigue en cualquier bazar.

Lo primero que debemos tener en cuenta es el café que vayamos a usar: es aconsejable comprarlo en una tienda donde lo vendan en grano, y evitar el que ya viene molido previamente y empaquetado. De esta manera podremos pedirle al vendedor que nos muela el café según el grosor que necesitemos para el método que vayamos a utilizar.

Para prepararlo, el último modelo de cafetera no es la clave: la mejor herramienta que un verdadero barista casero puede tener es una balanza gramera (aparatos que miden gramos con la precisión de un decimal). Nos será muy útil para pesar la cantidad de café y de agua que vamos a usar. ¿Pesar el agua? Sí, siguiendo una proporción o relación entre ambas cantidades: por cada gramo de café, utilizaremos 15 gramos de agua. Es decir que, por ejemplo, si nos queremos preparar una taza (que suele tener aproximadamente 240 gramos de líquido) deberemos usar 16 gramos de café.

Otro elemento que nos va a ayudar es un cronómetro, para medir el tiempo que dejamos infusionar el café en el agua. En este caso no hace falta comprar nada que no tengamos: todos nuestros celulares ya lo traen incorporado.

Por último, como consejo general para preparar cualquier bebida caliente, no dejemos que el agua hierva. La temperatura recomendable es de 90°C.

 

Cafetera de filtro

Estas cafeteras son muy prácticas a la hora de transportarlas dado que sólo requieren dos cosas: el recipiente y el filtro de papel. El tiempo total de preparación será de 2 a 2:30 minutos. El tamaño ideal de la molienda para el filtrado con papel es media, similar al azúcar blanca. Una vez colocado el filtro en la cafetera debemos enjuagar el papel con agua caliente, para quitar todos los residuos y el sabor a celulosa.

Ya enjuagado, ponemos el café en el filtro, lo acomodamos para alisar la superficie y vertemos el agua con un chorro constante en forma de remolino, del centro hacia los bordes, evitando en lo posible tocar las paredes donde no haya café. Es aconsejable echar ¼ de agua primero, dejar reposar 30 segundos, y luego ir agregando de a poco lo que queda del agua en el tiempo restante. Una vez filtrada toda el agua, la bebida estará servida.

cafetera con filtro de papel
Cafetera de émbolo

La característica principal de este método es que la extracción del café se hace mediante infusión, como si se tratara de un té, por tal motivo el tiempo de contacto entre los granos y el agua es mayor. La molienda del grano usada es similar a la sal gruesa. Este método no requiere más que poner el café en la jarra, volcar el agua en su totalidad, y dejar reposar sin revolver por 4 minutos. Una vez finalizado el tiempo se presiona el émbolo con cuidado para extraer el café y ya está listo para tomar.

prensa francesa

Estos dos métodos pertenecen a un estilo de preparación de cafés denominado “mediante infusión” (en inglés, brewing methods). Son muy prácticos para preparar varias tazas de café a la vez, en pocos minutos.

Molienda, presión y relación café/agua, las tres variables para un preparar un buen café.

Nicolás Chiari

Barista certificado por SCAE. Instructor en el Instituto Argentino de Coctelería. Desde que comenzó a estudiar la cultura cafetera, su misión es llevar al alcance de todos las buenas prácticas en el consumo de esta bebida. Dicta cursos para baristas aficionados. ¿Su método de preparación favorito? La cafetera Chemex.

Seguilo en Instagram como @nico_coffeebreak
Martín Dalla Zorza

[email protected]

Licenciado en Comunicación por la Universidad de Buenos Aires, apasionado por el café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *